4. TIPOS DE DELITOS Y PROCEDIMIENTOS A SEGUIR EN LOS PROCESOS JUDICIALES PARA LA INSTRUCCIÓN DE LOS ATESTADOS EN DELITOS CONTRA LA SEG. VIAL.

La Ley 38/2002, de 24 de octubre, ha introducido importantes modificaciones en el articulado de la Ley de Enjuiciamiento Criminal con la finalidad de conseguir una mejora en la agilización de los procesos penales, regulando el procedimiento abreviado en el Título II del Libro IV de la mencionada Ley, artículos 757 a 794, y en el Título III del mismo Libro y norma el procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos, artículos 795 a 803.

La reforma ha dado igualmente nueva redacción a los artículos 962 a 971, 973, 974 y 976 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIm.), con el objetivo igualmente de lograr una mayor celeridad en el enjuiciamiento de las infracciones penales constitutivas de falta (ACTUALES DELITOS LEVES).

Las modificaciones legislativas inciden de manera muy especial en el marco de actuación de la Policía Judicial, potenciando su actuación con respecto al procedimiento abreviado con carácter general, así como en el procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos y en los procesos por faltas.

Según el Código Penal existen tres tipos de delitos, GRAVES, MENOS GRAVES Y LEVES.

El actual Código Penal no entra a definir estos, únicamente se limita a afirmar que los delitos graves son los que tienen pena grave, los delitos menos graves los que tienen penas menos graves y los delitos leves los que tienen pena leve. Lo anterior nos obliga a estudiar el artículo 33 del Código Penal donde se definen cada uno de los tres tipos de penas indicadas.

El tipo de delito cometido, será el que fundamentará que tipo de atestado se instruye y el  procedimiento judicial que este seguirá, y dado que cada  tipo de procedimiento judicial tiene una serie de peculiaridades específicas, es muy importante tener claro ante qué tipo de delito estamos.

Igualmente debemos recordar, que los delitos leves se tratan igual que las antiguas faltas, por lo que por la comisión de un delito leve no procede la detención de una persona, salvo que no tenga domicilio conocido y a juicio de los actuantes no de fianza suficiente (artículo 495 de la LECrim) e igualmente debemos recordar, que cuando la pena por su extensión pueda incluirse a la vez entre las graves o menos graves, el delito se considerará, en todo caso, como grave. Y así mismo cuando la pena, pueda considerarse por extensión como leve y como menos grave, el delito se considerará, en todo caso, como leve.

Por lo que y ante los delitos que nos ocupan contra la seguridad vial, la pena recogida en la totalidad de los delitos contra la seguridad vial, estarán calificados como delitos menos graves, lo mismo ocurrirá con el delito de homicidio por imprudencia y el de lesiones por imprudencia grave, salvo en los delitos de homicidio por imprudencia menos grave y el delito de lesiones por imprudencia menos grave serán delito leve.

De igual modo, se hace preciso que sepamos el tipo de delito para saber el plazo de prescripción de este. Ante los delitos menos graves, por consiguiente de los estudiados contra la seguridad vial casi en su totalidad, el plazo de prescripción es de 5 años, salvo las lesiones por imprudencia  menos grave o el homicidio por imprudencia menos grave el plazo de prescripción es de un año. De ahí que, cuando se haga el ofrecimiento de acciones a los perjudicados por este tipo de delitos esto significa que la víctima tiene 1 año para interponer denuncia desde la comisión de delito, siendo imprescindible su denuncia porque estamos ante un delito semi-público, y sin ella el procedimiento no puede iniciarse.

En la confección del atestado, con carácter general, se tendrá en cuenta los artículos 282 a 297 de la LECRIm.

Artículo 282.

La Policía Judicial tiene por objeto y será obligación de todos los que la componen, averiguar los delitos públicos que se cometieren en su territorio o demarcación; practicar, según sus atribuciones, las diligencias necesarias para comprobarlos y descubrir a los delincuentes, y recoger todos los efectos, instrumentos o pruebas del delito de cuya desaparición hubiere peligro, poniéndolos a disposición de la autoridad judicial. Cuando las víctimas entren en contacto con la Policía Judicial, cumplirá con los deberes de información que prevé la legislación vigente. Asimismo, llevarán a cabo una valoración de las circunstancias particulares de las víctimas para determinar provisionalmente qué medidas de protección deben ser adoptadas para garantizarles una protección adecuada, sin perjuicio de la decisión final que corresponderá adoptar al Juez o Tribunal.

Si el delito fuera de los que sólo pueden perseguirse a instancia de parte legítima, tendrán la misma obligación expresada en el párrafo anterior, si se les requiere al efecto. La ausencia de denuncia no impedirá la práctica de las primeras diligencias de prevención y aseguramiento de los delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial.

Artículo 292.

Los funcionarios de Policía judicial extenderán, bien en papel sellado, bien en papel común, un atestado de las diligencias que practiquen, en el cual especificarán con la mayor exactitud los hechos por ellos averiguados, insertando las declaraciones e informes recibidos y anotando todas las circunstancias que hubiesen observado y pudiesen ser prueba o indicio del delito.

La Policía Judicial remitirá con el atestado un informe dando cuenta de las detenciones anteriores y de la existencia de requisitorias para su llamamiento y busca cuando así conste en sus bases de datos.

Artículo 293.

El atestado será firmado por el que lo haya extendido, y si usare sello lo estampará con su rúbrica en todas las hojas.

Las personas presentes, peritos y testigos que hubieren intervenido en las diligencias relacionadas en el atestado serán invitadas a firmarlo en la parte a ellos referente. Si no lo hicieren, se expresará la razón.

Artículo 295.

En ningún caso los funcionarios de Policía Judicial podrán dejar transcurrir más de veinticuatro horas sin dar conocimiento a la autoridad judicial o al Ministerio Fiscal de las diligencias que hubieran practicado, salvo en los supuestos de fuerza mayor y en el previsto en el apartado 2 del artículo 284.

Los que infrinjan esta disposición serán corregidos disciplinariamente con multa de 250 a 1.000 pesetas, si la omisión no mereciere la calificación de delito, y al propio tiempo será considerada dicha infracción como falta grave la primera vez y como falta muy grave las siguientes.

Los que, sin exceder el tiempo de las veinticuatro horas, demorasen más de lo necesario el dar conocimiento, serán corregidos disciplinariamente con una multa de 100 a 350 pesetas, y además esta infracción constituirá a efectos del expediente personal del interesado, falta leve la primera vez, grave las dos siguientes y muy grave las restantes.

Artículo 297.

Los atestados que redactaren y las manifestaciones que hicieren los funcionarios de Policía judicial, a consecuencia de las averiguaciones que hubiesen practicado, se considerarán denuncias para los efectos legales.

Las demás declaraciones que prestaren deberán ser firmadas, y tendrán el valor de declaraciones testificales en cuanto se refieran a hechos de conocimiento propio.

En todo caso, los funcionarios de Policía judicial están obligados a observar estrictamente las formalidades legales en cuantas diligencias practiquen, y se abstendrán bajo su responsabilidad de usar medios de averiguación que la Ley no autorice.

TIPOS DE PROCEDIMIENTOS.

Los atestados por Delitos contra la Seg. Vial, debido a sus características y sus penas, se podrán tramitar por tres procedimientos.

Procedimiento abreviado, Juicio rápido, o por procedimiento de juicio por delito leve, ordinario o inmediato.

Y lo que marcará por cuál de ellos se tramitará un atestado dependerá de lo recogido en la normativa (LECrim).

1. PROCEDIMIENTO POR JUICIO ABREVIADO.

SUPUESTOS DE APLICACIÓN.

Conforme a lo dispuesto en el artículo 757 LECrm., se aplicará a los siguientes casos:

–  Delitos castigados con pena privativa de libertad no superior a nueve años.

– Cualesquiera otras penas de distinta naturaleza (privativas de derechos, multas) conjuntas o alternativas cualesquiera sea su cuantía o duración.

Conforme a la práctica habitual de la instrucción de atestados por delitos contra la Seg. Vial, nos vamos a centrar en los procedimientos por Juicio Rápido, ya que en su mayoría como explicaremos a continuación se darán los requisitos exigidos para su instrucción y tramitación por juicio rápido.

2. PROCEDIMIENTO POR JUICIO RÁPIDO..

Requisitos Exigidos: art 795 Lecrim.

1.- El proceso se inicie en virtud de un atestado policial.

  • Que la Policía Judicial haya detenido a una persona y la haya pasado a disposición judicial, o sin haber practicado detenciones haya citado a alguien para comparecer ante el Juzgado en calidad de denunciado.

2. Y que además se de alguna de las siguientes circunstancias:

– Que se trate de un delito flagrante.

– Que sea un delito de los recogidos en un listado tasado, entre los que se encuentra los delitos contra la Seg Vial..

TÍTULO III. Del procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos

CAPÍTULO PRIMERO. Ámbito de aplicación


ARTÍCULO 795

1. Sin perjuicio de lo establecido para los demás procesos especiales, el procedimiento regulado en este Título se aplicará a la instrucción y al enjuiciamiento de delitos castigados con pena privativa de libertad que no exceda de cinco años, o con cualesquiera otras penas, bien sean únicas, conjuntas o alternativas, cuya duración no exceda de diez años, cualquiera que sea su cuantía, siempre que el proceso penal se incoe en virtud de un atestado policial y que la Policía Judicial haya detenido a una persona y la haya puesto a disposición del Juzgado de guardia o que, aun sin detenerla, la haya citado para comparecer ante el Juzgado de guardia por tener la calidad de denunciado en el atestado policial y, además, concurra cualquiera de las circunstancias siguientes

Que se trate de delitos flagrantes.

A estos efectos, se considerará delito flagrante el que se estuviese cometiendo o se acabare de cometer cuando el delincuente sea sorprendido en el acto. Se entenderá sorprendido en el acto no sólo al delincuente que fuere detenido en el momento de estar cometiendo el delito, sino también al detenido o perseguido inmediatamente después de cometerlo, si la persecución durare o no se suspendiere mientras el delincuente no se ponga fuera del inmediato alcance de los que le persiguen. También se considerará delincuente in fraganti aquel a quien se sorprendiere inmediatamente después de cometido un delito con efectos, instrumentos o vestigios que permitan presumir su participación en él.

2ª Que se trate de alguno de los siguientes delitos.


a) Delitos de lesiones
, coacciones, amenazas o violencia física o psíquica habitual, cometidos contra las personas a que se refiere el artículo 173.2 del Código Penal .

b) Delitos de hurto.
c) Delitos de robo.
d) Delitos de hurto y robo de uso de vehículos

e) Delitos contra la seguridad del tráfico.

f) Delitos de daños referidos en el artículo 263 del Código Penal.

g) Delitos contra la salud pública previstos en el artículo 368, inciso segundo, del Código Penal.

h) Delitos flagrantes relativos a la propiedad intelectual e industrial previstos en los artículos 270, 273, 274 y 275 del Código Penal.

3ª Que se trate de un hecho punible cuya instrucción sea presumible que será sencilla.


2. El procedimiento regulado en este Título no será de aplicación a la investigación y enjuiciamiento de aquellos delitos que fueren conexos con otro u otros delitos no comprendidos en el apartado anterior .
3. No se aplicará este procedimiento en aquellos casos en que sea procedente acordar el secreto de las actuaciones conforme a lo establecido en el artículo 302 .

4. En todo lo no previsto expresamente en el presente Título se aplicarán supletoriamente las normas del Título II de este mismo Libro, relativas al procedimiento abreviado.

CAPÍTULO II. De las actuaciones de la Policía Judicial

ARTÍCULO 796

1. Sin perjuicio de cuanto se establece en el Título III del Libro II y de las previsiones del Capítulo II del Título II de este Libro, la Policía Judicial deberá practicar en el tiempo imprescindible y, en todo caso, durante el tiempo de la detención, las siguientes diligencias :

1ª Sin perjuicio de recabar los auxilios a que se refiere el ordinal 1ª del artículo 770, solicitará del facultativo o del personal sanitario que atendiere al ofendido copia del informe relativo a la asistencia prestada para su unión al atestado policial. Asimismo, solicitará la presencia del médico forense cuando la persona que tuviere que ser reconocida no pudiera desplazarse al Juzgado de guardia dentro del plazo previsto en el artículo 799.

Informará a la persona a la que se atribuya el hecho, aun en el caso de no procederse a su detención, del derecho que le asiste de comparecer ante el Juzgado de guardia asistido de abogado. Si el interesado no manifestare expresamente su voluntad de comparecer asistido de abogado, la Policía Judicial recabará del Colegio de Abogados la designación de un letrado de oficio.

Citará a la persona que resulte denunciada en el atestado policial para comparecer en el Juzgado de guardia en el día y hora que se le señale, cuando no se haya procedido a su detención. El citado será apercibido de las consecuencias de no comparecer a la citación policial ante el Juzgado de guardia.

Citará también a los testigos para que comparezcan en el Juzgado de Guardia en el día y hora que se les indique, apercibiéndoles de las consecuencias de no comparecer a la citación policial en el Juzgado de Guardia. No será necesaria la citación de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que hubieren intervenido en el atestado cuando su declaración conste en el mismo.

Citará para el mismo día y hora a las entidades a que se refiere el artículo 117 del Código Penal, en el caso de que conste su identidad.

Remitirá al Instituto de Toxicología, al Instituto de Medicina Legal o al laboratorio correspondiente las sustancias aprehendidas cuyo análisis resulte pertinente. Estas entidades procederán de inmediato al análisis solicitado y remitirán el resultado al Juzgado de guardia por el medio más rápido y, en todo caso, antes del día y hora en que se hayan citado a las personas indicadas en las reglas anteriores. Si no fuera posible la remisión del análisis en dicho plazo, la Policía Judicial podrá practicar por sí misma dicho análisis, sin perjuicio del debido control judicial del mismo.

La práctica de las pruebas de alcoholemia se ajustará a lo establecido en la legislación de seguridad vial .

Las pruebas para detectar la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas en los conductores de vehículos a motor y ciclomotores serán realizadas por agentes de la Policía Judicial de tráfico con formación específica y sujeción, asimismo, a lo previsto en las normas de seguridad vial. Cuando el test indiciario salival, al que obligatoriamente deberá someterse el conductor, arroje un resultado positivo o el conductor presente signos de haber consumido las sustancias referidas, estará obligado a facilitar saliva en cantidad suficiente, que será analizada en laboratorios homologados, garantizándose la cadena de custodia.

Todo conductor podrá solicitar prueba de contraste consistente en análisis de sangre, orina u otras análogas. Cuando se practicaren estas pruebas, se requerirá al personal sanitario que lo realice para que remita el resultado al Juzgado de guardia por el medio más rápido y, en todo caso, antes del día y hora de la citación a que se refieren las reglas anteriores.

8ª Si no fuera posible la remisión al Juzgado de guardia de algún objeto que debiera ser tasado, se solicitará inmediatamente la presencia del perito o servicio correspondiente para que lo examine y emita informe pericial. Este informe podrá ser emitido oralmente ante el Juzgado de guardia.

2. Para la realización de las citaciones a que se refiere el apartado anterior, la Policía Judicial fijará el día y la hora de la comparecencia coordinadamente con el Juzgado de guardia. A estos efectos, el Consejo General del Poder Judicial, de acuerdo con lo establecido en el artículo 110 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, dictará los Reglamentos oportunos para la ordenación de los servicios de guardia de los Juzgados de Instrucción en relación con la práctica de estas citaciones, coordinadamente con la Policía Judicial.

3. Si la urgencia lo requiriere, las citaciones podrán hacerse por cualquier medio de comunicación, incluso verbalmente, sin perjuicio de dejar constancia de su contenido en la pertinente acta.

4. A los efectos de la aplicación del procedimiento regulado en este Título, cuando la Policía Judicial tuviera conocimiento de la comisión de un hecho incardinable en alguna de las circunstancias previstas en el apartado 1 del artículo 795, respecto del cual, no habiendo sido detenido ni localizado el presunto responsable, fuera no obstante previsible su rápida identificación y localización, continuará las investigaciones iniciadas, que se harán constar en un único atestado, el cual se remitirá al Juzgado de Guardia tan pronto como el presunto responsable sea detenido o citado de acuerdo con lo previsto en los apartados anteriores, y en cualquier caso, dentro de los cinco días siguientes. En estos casos la instrucción de la causa corresponderá en exclusiva al Juzgado de Guardia que haya recibido el atestado.

Lo dispuesto en este apartado se entiende sin perjuicio de dar conocimiento inmediatamente al Juez de guardia y al Ministerio Fiscal de la comisión del hecho y de la continuación de las investigaciones para su debida constancia.

En resumen, podemos decir que para que un procedimiento se tramite por juicio rápido se tienen que dar una serie de requisitos que cumplen la mayoría de este tipo de delitos, pero si fallan alguno de estos, en su defecto el atestado se tramitará por procedimiento abreviado

Estos requisitos son:

– El proceso se inicie en virtud de un atestado policial.

– Que la Policía Judicial haya detenido a una persona y la haya pasado a disposición judicial, o sin haber practicado detenciones haya citado a alguien para comparecer ante el Juzgado en calidad de denunciado. Y que además se de alguna de las siguientes circunstancias:

– Que se trate de un delito flagrante.

– Que sea un delito de los recogidos en un listado tasado, entre los que se encuentra los delitos contra la Seg Vial..

El juicio rápido se celebra en la fecha en que la policía judicial cita al denunciado, esa fase se considera como fase de instrucción, en la que el investigado puede dar por finalizado el procedimiento en caso de conformarse con la pena solicitada por la fiscalía y se puede beneficiar de una reducción de la pena de un 1/3. En caso de no conformarse, el juez deberá proponer la celebración del juicio oral dentro de los 15 siguientes a la fecha de comisión del delito.

En el caso de que alguna prueba o cuestión necesaria para el día de juicio oral no esté disponible para la celebración de la vista oral, como por ejemplo la valoración de daños periciales de vehículos y/o vía pública en casos de accidentes, lesiones de personas implicadas en accidentes o resultado de análisis drogas de muestra salival a un conductor; en estos casos en lugar de tramitar el atestado por procedimiento de juicio rápido se tramitará por abreviado.

La elaboración del atestado judicial, bien sea tramitado por juicio rápido o por abreviado, será idéntico, diferenciándose únicamente en que en los juicios rápidos el investigado queda debidamente citado para comparecer ante la autoridad judicial y apercibido en caso de incomparecencia ante el juez.

3. PROCEDIMIENTO POR JUICIO INMEDIATO.

Modificaciones realizadas por Ley Orgánica 1/2015, modificaciones realizadas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Del procedimiento para el juicio de delitos Leves.

DELITOS LEVES.

Art. 962.1, Policía judicial.

Cuando la policía judicial tenga conocimiento de un delito leve de:

LESIONES

– MALTRATO DE OBRA

– HURTO FRAGRANTE

– AMENAZAS

– INJURIAS

– COACCIONES

El enjuiciamiento corresponde al juzgado de instrucción o a otro del mismo  partido judicial, se remitirá atestado con citaciones que serán realizadas de forma inmediata.

  • Ofendidos o perjudicados
  • Testigos
  • Denunciante
  • Denunciado

Junto con las citaciones realizará las correspondientes apercibimientos de no comparecer estando citados, así como que se podrá realizar juicio sin su presencia, debiendo comparecer con los medios de prueba de los que dispongan.

Al denunciante, perjudicado u ofendido, se les informará de los derechos que les asisten conforme a los artículos 109,110 y 967 de la LeCrim.

En el momento de la citación se les solicitará si disponen de ello que faciliten dirección de correo electrónico, teléfono, donde se les remitirá las notificaciones. Si no dispusiera o no lo pudiera facilitar, se les remitirá las notificaciones a su domicilio por correo ordinario.

Art. 963, Recepción del atestado en sede judicial.

Recibido el atestado, el juez estima procedente la iniciación del juicio, adoptará alguna de las siguientes resoluciones.

  • Sobreseimiento y archivo cuando lo solicite el Mº Fiscal.

            * El delito leve resulte de muy escasa gravedad.

            * No exista un  interés público relevante.

Comunicará inmediatamente la suspensión del juicio a los afectados.

Acordará la inmediata celebración del juicio cuando hayan comparecido todas las partes, o aun no habiendo comparecido, el juzgado reputará innecesaria su presencia para la celebración.

Art. 967. Información de posibilidad de acudir con asistencia de abogado.

En las citaciones realizadas a los denunciantes, perjudicados u ofendidos o imputado, se les informará que podrán acudir asistidos con abogado si lo desean, y que deberán acudir con todos los medios de prueba de los que dispongan.

A la citación del imputado, se acompañará junto a la querella o denuncia presentada.

Post a comment

Tu opinión nos interesa, deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Ayuda Cursos UPM
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?